Árbol Higuera: Características, cultivo y usos en la cultura mediterránea

La higuera, conocida científicamente como Ficus carica, es un árbol frutal perteneciente a la familia de las moráceas. Originaria de Asia sudoccidental, la higuera crece en regiones como el Mediterráneo. Alcanza una altura máxima de 7-8 metros, con hojas lobuladas de color verde brillante. La higuera florece en primavera, con flores masculinas y femeninas encerradas en un receptáculo llamado sicono.

Características del árbol higuera

La higuera, perteneciente a la familia de las moráceas, es un árbol frutal que destaca por su copa abierta y su profusa ramificación, alcanzando una altura máxima de 7-8 metros. Su corteza de color grisáceo y lisa contrasta con sus hojas profundamente lobuladas, con textura áspera y folíolos de un verde brillante. En primavera, la higuera florece con flores masculinas y femeninas encerradas en un sicono, un receptáculo en forma de pera, que permite la polinización a través de avispas himenópteras en un interesante proceso de simbiosis.

Existen variedades de higueras dioicas y monoicas, algunas de las cuales producen flores de un único sexo y otras que poseen flores masculinas y femeninas en el mismo árbol. Algunas higueras, conocidas como bíferas o reflorecientes, ofrecen dos cosechas al año, con brevas al final de la primavera y higos a fines del verano o principios del otoño, lo que contribuye a su valor como árbol frutal de segunda categoría.

Cultivo de la higuera en maceta

enfermedades-de-la-higuera

El cultivo de la higuera en maceta es una opción ideal para aquellos que no disponen de espacio suficiente en jardines o huertos. Para ello, es importante elegir una maceta de buen tamaño que permita un buen desarrollo de las raíces. Se recomienda utilizar un sustrato rico en nutrientes y con buen drenaje para evitar encharcamientos que puedan perjudicar a la planta.

  • Es crucial ubicar la maceta en un lugar soleado, ya que la higuera requiere de bastante luz para crecer de forma óptima. Se debe vigilar la exposición a corrientes de aire fuertes que puedan dañar las hojas.
  • El riego es un aspecto fundamental en el cultivo de la higuera en maceta. Se debe mantener el sustrato húmedo pero no encharcado, evitando tanto el exceso como la falta de agua, que pueden provocar la caída de hojas y la falta de fructificación.
  • La poda también es importante para controlar el crecimiento de la higuera en maceta y favorece la producción de frutos. Se deben eliminar ramas muertas o enfermas y realizar cortes de formación para mantener un tamaño adecuado y estimular la aparición de nuevos brotes.

Tipos de higos y sus variedades

arbol-higuera
  • Calabacita: Variedad de higo de pequeño tamaño y piel verde. Su sabor es dulce y ligeramente ácido, siendo apreciado para consumo fresco.
  • Bornio: Higo de tamaño medio, con una pulpa rojiza y piel púrpura. Es utilizado tanto para consumir fresco como para la producción de mermeladas y conservas.
  • Negret: Variedad de higo de gran tamaño y piel violácea-negra. Su pulpa es melosa y de sabor intenso, ideal para ser consumido en fresco o secado.
  • Verdal: Higo de tamaño medio, con piel verde clara y pulpa rosada. Es apreciado por su sabor suave y textura jugosa, siendo utilizado en postres y confituras.
  • San Juan: Higo de pequeño tamaño y piel púrpura oscura. Su pulpa es dulce y aromática, siendo ideal para consumo fresco o deshidratado.

Hojas de la higuera: descripción y usos

higuera

Las hojas de la higuera son profundamente lobuladas, con folíolos de color verde brillante y textura áspera. Son una parte fundamental de este árbol, ya que desempeñan un papel importante en su ciclo de vida y en su relación con el entorno. A lo largo de la historia, las hojas de la higuera han tenido diversos usos en diferentes culturas, más allá de su función primordial en la fotosíntesis y la respiración de la planta.

  • Forraje para el ganado: En algunas regiones, las hojas de la higuera han sido utilizadas como alimento para el ganado, debido a su contenido nutricional y a su disponibilidad en ciertas épocas del año.
  • Envoltorio de alimentos: En la gastronomía tradicional, las hojas de la higuera han sido empleadas para envolver alimentos, especialmente quesos y embutidos, con el fin de conservar su sabor y prolongar su vida útil.
  • Lijar botijos: En ciertas comunidades, las hojas de la higuera se han utilizado para lijar botijos, recipientes de barro utilizados para transportar y almacenar líquidos.

Estos son solo algunos ejemplos de los usos tradicionales de las hojas de la higuera, que han sido valoradas por su versatilidad y resistencia. A lo largo del tiempo, esta parte del árbol ha sido aprovechada de diversas formas, contribuyendo a la vida cotidiana de muchas culturas y a la sostenibilidad de sus recursos.

Si te gustó este material, te invito a ver los artículos que tenemos sobre árboles, porque hay mucha información que será seguramente de tu interés:

Deja un comentario